La equivocación de Andrés López al pelear con los piratas

Creo que Andrés López está perdiendo una oportunidad increíble de cambiar la torta en la pelea contra la piratería.

Por hacerle el juego a las grandes multinacionales de la industria del video, Andrés ha incluído toda una retahíla acerca de “Piratear es malo, debes ser una mejor persona, gracias por comprar este DVD y no comprarlo pirata”.

Pero esta advertencia no ha afectado en nada a la industria de las copias ilegales, una industria fuera de control a la cual no han sabido reaccionar los grandes del entretenimento. Al día siguiente del lanzamiento de su último DVD, en el semaforo de la salida del barrio ya se vendía la copia pirata.

Por qué no dejar de pelear con los piratas, y más bien usar a los piratas

La industria de la publicidad es inmensa, y busca contenidos permanentemente para distribuir sus promociones.

¿Por qué no impulsar una copia de bajo costo, pero con mucha publicidad?

Igual, los que compramos las copias legales de las cosas que nos gustan lo hacemos por motivaciones distintas a la de “ser una buena persona” o “colaborar con el artista”. No. Lo hacemos por otras razones que he retomado constantemente en este blog.

La idea sería tener la alternativa: el DVD original, con todos los juguetes, y la otra.

Para el consumidor compulsivo de copias ilegales (lo siento, no podrás ganar esa pelea, Andrés) el poder adquirir una copia de $2 o $3 dólares sabiendo que es original pero que contiene cortes comerciales, o está empacada en la caja de un patrocinador, o simplemente está plagada de volantes, es una forma interesante de darle a las multinacionales lo que quieren (exposición), al pirata lo que necesita (una pequeña ganancia) y a dicho consumidor una alternativa.

Así, creo que Andrés realmente lograría hacer un cambio, pensando distinto. Y aún está a tiempo.