¿Quiere ganar una discusión? Pida a su contradictor que haga un plan.

Cuando hay épocas electorales y el ambiente político está “crispado”, es normal que veamos posiciones extremas y fundamentos débiles en las partes enfrentadas. Y aunque es molesto, es normal que lo hagamos… los seres humanos tomamos una serie de “atajos morales” para poder explicar nuestra realidad y hacia dónde queremos que llegue.

Esto lo intenté delinear en unos cuantos trinos en mi cuenta de Twitter…

El asunto es que es posible saber el nivel de conocimiento que tiene alguien frente a un tema pidiéndole algo muy simple: trace un plan.

Muchos no lo pueden hacer, y esto se debe a la “Ilusión de la Sustentación Profunda“, estudiada por científicos en Yale. Funciona fácil…

Pongamos un ejemplo…

“creemos entender un problema, hasta que nos piden trazar un plan”

La cuestión es clara: usualmente creemos entender un problema, hasta que nos piden trazar un plan. Ahí descubrimos que nuestra posición está más sustentada en la fe y en aspectos subjetivos que en el análisis de los hechos y las realidades.

De hecho, si tuviéramos un conocimiento profundo de dichos hechos y realidades, podríamos trazar planes concretos.

 

Fuentes:

Mis preguntas al presidente Juan Manuel Santos sobre el Proceso de Paz y la impunidad

Mis preguntas al presidente Juan Manuel Santos sobre el Proceso de Paz y la impunidad

De nuevo, la Casa Editorial El Tiempo me invitó a participar en un Hangout con el hoy candidato-presidente Juan Manuel Santos, de cara al proceso de elección que se lleva a cabo en Colombia en el año 2014. Charlamos alrededor de una hora, y fue, como siempre, toda una experiencia.

¿En dónde traza usted la línea de lo inaceptable frente a las FARC?

Esta fue mi primera pregunta…

“Presidente Santos… usted dijo en Enero que esperaba que las Farc no cometieran un acto irracional como atentar contra una figura pública, pues (abro comillas) “el proceso de Paz estallaría en mil pedazos”(cierro comillas). Hace una semanas dos niños fueron usados en un atentado por parte de la guerrilla… ¿en dónde traza el presidente Juan Manuel Santos la línea de lo inaceptable?”

¿Cuál sería una pena justa para un desmovilizado de la guerrilla?

Y esta es la segunda pregunta que le hice al presidente (que tampoco quedé contento con la respuesta)…

“Una buena parte de los colombianos que quiere la paz tiene muchas dudas en apoyarla incondicionalmente por temor a que haya impunidad. El candidato Oscar Iván Zuluaga se ha atrevido a ponerle un número al mínimo de años que espera que un guerrillero pase en la cárcel para acogerse al proceso (6 ha dicho en varias entrevistas). Usted podría decirle hoy a esos colombianos indecisos cuál es su idea de una pena justa para un guerrillero desmovilizado?”

El video completo del Hangout puede ser visto aquí…

¿Por qué ganan los bullies?

¿Por qué ganan los bullies?

Los bullies ganan porque atacan justo a aquellos que están por fuera del sistema: a los relegados, los renegados y a los diferentes. Por eso el sistema premia a los bullies con relevancia social, en una consecuencia inesperada de la actitud pasiva de quienes lo administran.

“la primera responsabilidad del bullying es de los educadores”

Es por eso que la primera responsabilidad del bullying es de los educadores, porque son quienes están administrando la estructura social en la cual no cuadran las víctimas del acoso.

Quedan dos opciones: atacar el bullying o ampliar el sistema.

La primera es la elección usual: desde campañas educativas anti-bullying hasta sanciones ejemplares. El problema con esta aproximación es que debe ser un esfuerzo permanente, sin tregua, porque igual las recompensas sociales de ser el más fuerte, el que molesta a las ovejas que se alejan del redil, van a estar ahí. Cuando el ente educativo se descuide vuelven a entrar en acción las recompensas y el problema surgirá de nuevo.

“el sistema debe incluir, sin cambiarlos, a los relegados, a los renegados y a los diferentes”

La segunda opción es más compleja: en ella,  el sistema debe incluir, sin cambiarlos, a los relegados, a los renegados y a los diferentes. Que el sistema amplíe su espectro y permita que aquel que viste distinto, que no cuadra en la estructura social y en general a todos aquellos que son las potenciales víctimas se incluyan mediante su propia aceptación. Que su diferencia sea su orgullo y los demás lo sepan. Así, la recompensa social que obtenía el bully se perderá.

Obviamente la segunda opción es mil veces más difícil, pero educadores arriesgados e innovadores saben por experiencia que el camino no es la represión sino la educación.

Y en este caso quienes se deben re-educar no son los niños, sino los mismos maestros.

Gabo: legado mágico

Gabo: legado mágico

Las palabras que se puedan escribir sobre Gabo corren el riesgo de no hacerle justicia, pero es menester intentarlo. Muchos colombianos crecimos con sus letras, nos confundimos con la cantidad de Aurelianos que aparecían de la nada (mi mamá dibujó un árbol genealógico en la tapa del libro para que no me embolatara con semejante enredo), nos enojamos con Fermina por casarse y nos desesperamos junto con el coronel por el cheque retrasado.

Y es que este hombre lograba generar sentimientos a partir de sus escritos como muy pocos otros: desprecio (a Rosa Cabarcas, quien le da un sedante a Delgadina para que pudiera compartir la noche con un nonagenario), impotencia (como a pesar de lo anunciado, los hermanos Vicario encuentran su víctima), rabia (cuando Diana Turbay recibe ese cobarde tiro por la espalda), admiración (como en la ascención a los cielos de Remedios La Bella) y estupor (con el soberbio final de Cien Años de Soledad). Gabo era, así visto, un extraordinario manipulador de sensaciones que llevaba como una montaña rusa párrafo a párrafo.

El Gabo político era otra cosa: amado por muchos, odiado por otros. Pero al juicio de la historia esta será una faceta anecdótica de su vida, porque sea cual fuere su filiación la grandeza de su obra siempre prevalecerá… así como no podemos juzgar a un futbolista por ser mal dentista, mal nos quedaría juzgar a un maestro de la prosa por ser estadista.

“aún no es tarde para darle una oportunidad a una obra de García Márquez si no la hemos abordado aún”

Afortunadamente para los que quedamos, el tiempo está de nuestro lado: aún no es tarde para darle una oportunidad a una obra de García Márquez si no la hemos abordado aún. Si aún nos es ajena la magia de las mariposas amarillas, podemos pagarle a Gabo el peaje al mundo del realismo mágico iniciando por el primer párrafo de su obra cumbre, donde nos mete el cuento de que existe un lugar llamado Macondo, de creación tan reciente que las cosas carecen de nombre y que para mencionarlas hay que señalarlas con el dedo.

Es por eso que las palabras para escribir sobre Gabo no le hacen justicia, porque nos deja señalando con el dedo sus libros cuando alguien pregunta en qué consistió su grandeza, porque se fue justo antes de que en Macondo inventáramos las palabras para describirlo.

Paz en su tumba.

Mis preguntas a Enrique Peñalosa sobre la paz, impunidad y mecanismos de refrendación del acuerdo

La Casa Editorial El Tiempo me extendió una amable invitación para participar en el primer Hangout con los candidatos a la presidencia 2014 de Colombia. Junto a otros 4 personajes de las redes sociales (twiteros en su mayoría), se discutieron temas de actualidad durante una hora.

A mi me tocó la paz. Estas fueron mis preguntas y sus respectivas respuestas:

Primera pregunta: ¿dónde traza usted la línea entre impunidad y justicia en el proceso de paz?

“Ya todos conocemos su posición frente al proceso de paz en la mesa de La Habana, que consiste en apoyarlo e incluso ratificar el equipo de negociación actual en caso de que usted sea elegido Presidente.

Su contendor del Centro Democrático, el Doctor Oscar Iván Zuluaga, ha dicho que no permitirá que se firme un acuerdo sin que la cúpula de las FARC vaya a la cárcel. A la luz de la historia de procesos similares, sabemos que la guerrilla no va a aceptar esto y que si queremos paz, habría que “tragarnos el sapo” de una dosis de impunidad e incluso, llegar a evaluar cosas impensables hasta hace algunos años como verlos en el Congreso de la República.

Mi pregunta es… ¿dónde traza Enrique Peñalosa la línea entre impunidad y justicia para hacer viable el proceso de paz?”

Segunda pregunta: ¿qué mecanismo propone para refrendar los acuerdos logrados en La Habana?

“Volvamos al tema de la negociación para la finalización del conflicto que se está dando en La Habana… sabemos que los acuerdos logrados en dicha mesa deben ser refrendados por los colombianos. Algunos proponen referendo, otros incluso hasta una Asamblea Constituyente. ¿Qué mecanismo propone Enrique Peñalosa para que los colombianos nos expresemos ante los acuerdos logrados en el proceso de Paz?”

 

El video completo del Hangout puede ser visto aquí.

La Calidad del Producto es MUCHO más importante que la Promoción, el Precio y la Plaza

Ocasionalmente algunos de mis antiguos alumnos me hacen preguntas a través de mi blog que contesto a través de redes sociales o a través de este mismo espacio. La de hoy fue interesante, porque me preguntaron…

¿Qué tan importante es para actualicese.com la difusión vía redes sociales, el mercadeo vía influenciadores?

¿Cuál de las 4 P’s del Mercadeo es más importante para actualicese.com?

Lo intenté condensar en unos cortos tweets:

[Conferencia] Rentabilización de Comunidades Virtuales – El caso de actualicese.com

[Conferencia] Rentabilización de Comunidades Virtuales – El caso de actualicese.com

Esta es una conferencia virtual de alrededor de 2 horas que sostuve por invitación de Mauricio Duque… fue un espacio muy enriquecedor e interesante, en donde hablamos de…

  • Perfil de nuestra comunidad
  • ¿Cómo rentabilizamos las comunidades virtuales?
  • ¿Cómo rentabilizamos la pauta?
  • ¿Qué tecnología usamos para transmitir nuestros eventos?
  • ¿Qué técnicas usamos para llegar a nuestros usuarios y tener un buen nivel de conversión?

Estuvimos en esta charla alrededor de 2 horas y media, acompañados por el Líder de Innovación & Desarrollo de actualicese.com y el Líder de Medios Publicitarios.

Parte 1:

Parte 2:

¿Cómo agilizamos la entrada a nuestros eventos presenciales?

¿Cómo agilizamos la entrada a nuestros eventos presenciales?

A las personas, en general, no nos gusta hacer colas. Lo interesante es cuánto estamos dispuestos a pagar para no hacer una. Aquí les voy a contar cómo lidiamos con una situación como estas en actualicese.com con un tremendo éxito.

“hacemos más de 70 al año, y en el último año ya llevamos 15.000 asistentes”

En actualicese.com nos especializamos en actualizar a nuestros usuarios en cuestiones contables y tributarias. Lo hacemos mediante servicios gratuitos y servicios premium. Entre los últimos están los seminarios de actualización profesional, de los cuales hacemos más de 70 al año, y en el último año ya llevamos 15.000 asistentes. Es una división de negocios robusta y en movimiento.

Los eventos presenciales tienen muchos detalles que requieren atención, pero ninguno tan importantes para el CEO (mi padre, Jose Hernando Zuluaga) que la demora en la entrada. En sus palabras, “es una falta de respeto poner a una persona que nos ha pagado a esperar en una cola de entrada… son profesionales, no pueden perder el tiempo por algo que podemos prever y agilizar”.

Y esa es la consigna: prever y agilizar al máximo. Por ello en el proceso de registro ponemos al 90% de nuestro equipo humano exclusivamente a trabajar en las mesas de inscripción. La Líder de Protocolo y Eventos Presenciales es obsesiva con este asunto, por lo que es raro que a un usuario le tome más de 5 minutos desde el momento que entra a registro al momento de sentarse en su puesto.

Es impresionante dispositivo tiene un problema: el espacio físico en donde se pueden poner mesas de registro es limitado, lo cual hace imposible asegurar que no habrá colas. Los hoteles y centros de convenciones son mucho más generosos en espacios en las zonas de comida (que les genera ingresos), y las salas de eventos  (que les genera aún más ingresos).

¿Cómo resolverlo? Haz click aquí para ver el artículo completo…

Velocidad en la toma de decisiones: una cosa es Harry Potter, otra CNN

Velocidad en la toma de decisiones: una cosa es Harry Potter, otra CNN

Hace un par de semanas hubo un cambio fuerte en el ambiente tributario en mi país (que es lo que cubrimos en actualicese.com). Dicho cambio requería una reacción rápida y contundente para abordar un mercado que necesitaba una solución urgente. La decisión se analizó con velocidad (y nos tomó alrededor de una noche) y las acciones se ejecutaron en cuestión de un par de días.

Tres días después teníamos un producto listo para ser comercializado, y terminó siendo un hit enorme.

Un par de semanas después tuvimos una contingencia parecida (la legislación tributaria en Colombia es MUY volátil, y quienes están sujetas en su ejercicio profesional a sus vaivenes deben resolver sus dudas rápido) y basados en el ejercicio anterior, atacamos duro el mercado con un producto que nos tomó desarrollar el mismo tiempo.

Terminó siendo un fracaso.

¿Qué había cambiado? Le gasté mucha cabeza a eso… ¿qué pudo pasar si todas las variables eran similares, las necesidades del mercado eran urgentes, y la conformación del producto tenía un nivel de complejidad bajo para nuestra capacidad de producción?

Haz click aquí para ver el artículo completo…

Del Espíritu Gregario y la Guerra Total

Del Espíritu Gregario y la Guerra Total

Joseph Goebbels era el Ministro de Propaganda de la Alemania Nazi, y era bueno haciendo su trabajo. De hecho, extremadamente bueno.

Tanto, que en aquellos momentos en donde ya todo se daba por perdido (se había perdido en Stalingrado, los aliados ya habían desembarcado y sus posiciones en África habían sido desmanteladas), logró convencer al alto estamento militar alemán de continuar con la guerra… “Guerra Total”, así lo llamó.

¿Qué hizo que el sentido de supervivencia de todo un pueblo se perdiera?

En la Alemania Nazi había gente brillante, había científicos renombrados, y había líderes con una capacidad más que demostrada de abordar grandes proyectos. ¿Qué hizo que este tipo de personas ignoraran tanta evidencia de la pronta exterminación de sus ciudades y se lanzaran a una empresa suicida como la “Guerra Total” contra los aliados?

“la respuesta es clara: un liderazgo fuerte y una capacidad extraordinaria para manipular a las masas ”

Después de ver el video que pongo a continuación creo que la respuesta es clara: un liderazgo fuerte y una capacidad extraordinaria para manipular a las masas .

Pero sobre todo, un espíritu gregario de las masas (o lo que algunos psicólogos llaman “prueba social“), el  cual explica por qué cuando estamos en grupo nos sentimos más cómodos haciendo como lo hace la manada, caminando hacia donde va la manada, pensando como la misma manada.

Como ovejas asustadas

Lo mismo que hace que aplaudamos cuando alguien empieza a hacerlo en un recital, o que nos sintamos más cómodos para bailar cuando todos nuestros acompañantes ya se han levantado de sus sillas, o que terminemos apoyando una opinión política que nuestros pares comparten: ese es el Espíritu Gregario acallando nuestras propias ideas.

¿Cuántas de nuestras ideas realmente han nacido de nuestro propio convencimiento o reflexión, y cuántas lo han hecho porque alguien cercano a nuestro círculo social o a nuestros afectos la pensó?

“hacer propias ideas de otros sin medirlas contra nuestro propio esquema de valores es un peligro”

El Espíritu Gregario es naturalmente un mecanismo de defensa de las masas, pero a esta altura de nuestra evolución el hacer propias ideas de otros sin medirlas contra nuestro propio esquema de valores es un peligro y un desperdicio de nuestro recién ganada capacidad de análisis (sólo la hemos tenido unos pocos miles de años, mientras nos movíamos como ovejas asustadas -de ahí lo de “gregario”- desde hace millones).

Las neuronas desperdiciadas

Si hacemos nuestras las ideas de nuestros pares sólo porque saben gritarlas más fuerte, podríamos terminar recitando como loros un discurso que no es el nuestro (hay cientos de ejemplos de esto en la religión y en la política, que es en donde más florece). O podríamos terminar defendiendo lo indefendible.

Podríamos, incluso, ser una de las ovejas que Goebbels exaltó en su discurso.

Mírelo y saque sus propias conclusiones. O si quiere, léalo aquí (es más espeluznante aún).